Página de inicio

A finales del pasado siglo, en la década de 1980, el italiano Franco Polti, inventó las limpiadoras a vapor y revolucionó el mundo de los trabajos de limpieza, tanto a nivel profesional como doméstico, con su primera máquina llamada vaporeta. Polti, dueño de la empresa italiana que lleva su nombre, utilizo la misma tecnología del planchado a vapor, al percatarse de que el vapor de agua a altas temperaturas levantaba y despega la suciedad incrustada en las fibras de los tejidos.

Desde la aparición de la primera vaporeta hasta nuestros días han pasado muchas cosas. Entre ellas, que la mayor parte de las marcas, dedicadas a este tipo de electrodomésticos, se han adueñado de la idea del empresario italiano y han copado el mercado con novedosos productos, destinados también a la limpieza mediante vapor de agua caliente, de 120 a 160 grados centígrados.

En la actualidad, junto a la vaporeta convencional, coexiste la mopa a vapor, para la limpieza específica de suelos, y la vaporeta de mano, mucho más ligera y manejable, para la limpieza de zonas con menos superficie y más rincones.

¿Cuándo te comprarías una vaporeta convencional?

Para las grandes superficies, el electrodoméstico más adecuado es la limpiadora de vapor de mayor tamaño con la que es posible realizar prácticamente cualquier tarea de limpieza de la vivienda o el local. Suelos, alfombras, cocina y baños, tapicerías y cortinas, ventanas y cristales, mamparas. Los resultados obtenidos al limpiar con la vaporeta son similares a los que se obtienen en una limpieza profesional.

vaporetaLas personas y empresas que se dedican a la limpieza profesional tienen en la vaporeta al mejor aliado. Se trata de un aparato imprescindible, por la versatilidad y rapidez en la ejecución de los trabajos y, por supuesto, por los resultados. No hay producto en el mercado que supere su poder de limpieza y desinfección.

¿Por qué comprar una mopa de vapor?

Este modelo de limpia-suelos universal no tiene competencia. Sustituye a la escoba, el cepillo, la mopa, la fregona y el aspirador. Con su gran variedad de accesorios limpia todos los suelos de la casa con mejores resultados y menos esfuerzo que cualquiera de los anteriores, puesto que el vapor de agua a presión tiene un poder de limpieza muy superior, sin utilizar ningún producto jabonoso o abrasivo, ni siquiera desinfectante.

Esta nueva escoba de vapor puede realizar, desde la retirada del polvo de los suelos simplemente, hasta la limpieza de las juntas de los azulejos. Se trata de utilizar el vapor caliente más o menos tiempo sobre las zonas con suciedad. Todos los restos quedan adheridos al paño que cubre el aplicador, que posteriormente se puede lavar.

¿Para qué comprar una vaporeta de mano?

Es el aparato ideal para la limpieza en espacios reducidos, y para las personas que no disponen de mucho tiempo para dedicar a la limpieza doméstica. La vaporete de mano también es el complemento perfecto de la mopa a vapor para sustituir a toda la colección de paños que se utilizan en la limpieza de tu hogar.