Mejores vaporetas 2017

La mejor elección para una limpieza profesional

La vaporeta, este sistema de limpieza por medio de vapor de agua caliente, fue presentado en la feria de París, en el año 1984 por el empresario italiano Franco Polti, dueño de la empresa que lleva su nombre, una marca conocida en el mundo entero gracias a la tecnología del vapor a presión aplicado a la limpieza y a las labores de planchado.

La vaporeta es una máquina que utiliza el vapor de agua a altas temperaturas –más de 120 grados centígrados- y la presión de un calderín para impulsarlo a gran velocidad sobre las superficies manchadas, donde se produce el desprendimiento de la suciedad, que posteriormente se retira, mediante accesorios de cepillado o aspirado. El limpiador a vapor utiliza una caldera y mediante una presión entre 3 y 6 bares, consigue impulsar el vapor muy velozmente, de forma que se convierte en vapor seco que arranca la suciedad adherida.

Las primeras máquinas de este tipo que salieron al mercado, de mayor tamaño que las actuales, tenían el aspecto de un aspirador doméstico, con un depósito para el agua en torno a 2 litros y una manquera que se remata con el aplicador de vapor. Estos modelos de vaporeta son tremendamente útiles y, aunque su manejo es un poco engorroso, los resultados son realmente espectaculares.

Prácticamente se puede utilizar para la limpieza de toda la casa:

  • Para el caso de la limpieza de los suelos, el limpiador de vapor, tiene incorporada también la función de aspirar y, además de desincrustar la suciedad, retira los restos de la limpieza con gran facilidad y eficiencia.
  • En las cortinas y en las tapicerías, los accesorios para cepillar y aspirar los distintos tejidos son fundamentales, el vapor seco muy caliente limpia profundamente y elimina todo tipo de microorganismos. Los resultados que se obtienen son profesionales.
  • En los cuartos de baño y cocina, desinfecta y retira la grasa incrustada en las juntas y en los rincones. Son estupendas para limpiar la grasa depositada en la parte alta de los armarios y por supuesto, en los bajos de los muebles de la cocina. ´Un gran ahorro de tiempo, dinero y energía en productos desengrasantes y en esfuerzo físico.
  • En exteriores, la vaporeta es perfecta para todos los muebles de jardín, sobre todo aquellos metálicos llenos de encuentros y recovecos, donde no hay manera de meter un paño.

vaporetaEn la actualidad tienen una gran demanda las nuevas vaporetas de mano, mucho más pequeñas y manejables, pues aunque funcionan de igual manera, tienen un pequeño depósito para 20 centímetros cúbicos de agua y un aplicador sin manguera, se parece más o menos a una jarra grande. Su comodidad de manejo la destinan a labores similares a sus hermanas mayores pero para superficies más reducidas:

  • Las juntas de las baldosas de cocinas y baños son uno de los trabajos más adecuados para estas vaporetas. La suciedad se va de forma sorprendente y devuelven el aspecto original al alicatado.
  • La cal del agua de la mampara, si anteriormente se rocía esta con vinagre o con limón disuelto en agua, desaparece en cuestión de segundos.
  • Las juntas y las gomas de los electrodomésticos, que acumulan porquería y, sobre todo, bacterias y otros microorganismos. El vapor de agua a temperaturas superiores a 100 grados centígrados los elimina inmediatamente.
  • Las guías de ventanas y frentes de armarios, que ni aspirando se elimina la suciedad. En el primer caso son el primer filtro a la suciedad de la calle y la acumulación de polvo puede ser causa de alergias y otras enfermedades.

Tienes un tipo un poco especial de limpiador a vapor, que son las llamadas escobas o mopas de vapor. Se trata de un producto más específico y pensado casi exclusivamente como limpiador de suelos. Está provisto de un mango largo con el depósito-calderín incluido y un aplicador al final. Da un resultado increíble e todo tipo de suelos.

Estos son solamente algunos ejemplos más comunes del uso de la vaporeta, ya sea de mano o no. Lo que siempre es conveniente, en ambas, es seguir unos mínimos consejos para su correcto uso y funcionamiento:

  • Hay que tener mucha precaución con el depósito del agua, puesto que se trata de una pequeña caldera a presión y nunca se debe abrir hasta que desciende la temperatura de la máquina.
  • Es conveniente no llenar totalmente el depósito del agua para favorecer la formación del vapor.
  • No se deben agregar productos como jabones o desengrasantes u otros abrasivos al agua del depósito, pues no aportan nada a la limpieza y pueden estropear la máquina.
  • Es necesario vigilar la calcificación del limpiador a vapor, pues es una de las causas más comunes de averías. Conviene descalcificar con productos adecuados, cada varios meses.
  • Antes de aplicarlo sobre una superficie hay que comprobar que esta no se deteriores por efecto del calor. El vapor de agua se emite a una temperatura entre 120 y 160 grados centígrados.

¿Qué precio puede tener una vaporeta?

vaporetaComo has visto antes existen dos grandes grupos de este tipo de máquinas, las grandes y las de mano. El precio de unas u otras depende de varios aspectos, pero fundamentalmente de tres: la potencia de la máquina, lo cual le confiere una mayor presión rapidez de calentamiento; la capacidad del calderín o depósito de agua, lo que le proporciona una mayor autonomía de funcionamiento, y, muy importante, los distintos accesorios, los cuales le dan a las máquinas una mayor versatilidad y capacidad de limpieza.

En función de estas características y del tamaño de las máquinas sus precio estaría entre los 30 € y los 100 € para los aparatos manuales y 70 € hasta 350 € en las máquinas grandes. Lógicamente se pueden encontrar en el mercado ofertas promocionales más económicas y limpiadores a vapor, más exclusivas y por supuesto, más caras.

¿Cuánto espacio ocupa una vaporeta?

Esos electrodomésticos están pensados para utilizar el la limpieza del hogar, por tanto el tamaño es una de las grandes preocupaciones de los fabricantes, no solo para que puedan ser fácilmente utilizadas por todo tipo de personas sino también, para que puedan ser almacenadas o guardadas en espacios reducido o incluso en algún armario de la casa. El volumen de una vaporeta convencional, con su depósito, manguera y aplicador, no es mayor que el de un aspirador doméstico, de hecho en algunos modelos, se incorpora la función de aspiración, para facilitar la recogida de los residuos de la limpieza.

Las mopas a vapor se pueden guardar en cualquier armario escobero y las vaporetas de mano, debido a su reducido tamaño, pueden almacenarse junto con los productos de limpieza y en la mayor parte de los casos, sustituyéndolos.

Las máquinas profesionales son un poco más voluminosas, puesto que son manejadas por personas más expertas y no tienen problemas para su almacenamiento. Además, a mayor volumen de la caldera de agua, el limpiador a vapor tiene mayor autonomía.

¿Cuáles son los principales fabricantes de los limpiadores a vapor?

Como ya se ha mencionado anteriormente, la empresa italiana Polti fue quien lanzó al mercado las primeras vaporetas, aunque en la actualidad un buen número de marcas han sacado al mercado una línea de electrodomésticos para la limpieza con vapor.

limpiador a vaporOtra marca con una gama muy amplia de estas máquinas es la alemana Karcher, líder mundial en la fabricación y comercialización de todo tipo de productos para la limpieza, donde destaca su línea de máquinas de agua a alta presión. Aunque en los distintos modelos de vaporetas, tiene una diversidad de aparatos suficiente para contentar las necesidades de cualquier consumidor, tanto en el ámbito doméstico como en el profesional.

Otras marcas de electrodomésticos de reconocimiento mundial tiene su línea de limpieza a vapor como las americanas Hoover o Clatronic o la alemana H. Koenig. También la compañía Vileda, de productos de limpieza o Solac, especialista en planchado a vapor.

¿Cuáles son las características principales para decidirte a comprar una vaporeta?

Tres son las causas fundamentales que nos deben ayudar en nuestra decisión por uno u otro modelo de este tipo de limpiadores a vapor:

  1. El tamaño del depósito es un elemento crucial, pues de él depende la autonomía del tiempo de limpieza de la máquina. Asimismo un depósito voluminoso dificulta la manejabilidad para usuarios con una menor fuerza física.
  2. La presión del vapor de agua calienta facilita la desincrustación de las suciedad en las juntas, pero es necesario una regulación de esta presión, para poder limpiar con el mismo aparato superficies más delicadas.
  3. La variedad de accesorios que incorpore la vaporeta, para poder acceder a la limpieza de distintos elementos de la casa, como son los suelos, cuartos de baño o las cortinas.

Si aciertas en la elección de tu máquina, dispondrás del aliado más importante para la limpieza de tu hogar, con el menor esfuerzo y el mejor resultado.